fbpx

Furby conmocionó a los niños de las décadas pasadas

Furby conmocionó a los niños de las décadas pasadas

En la actualidad los más pequeños del hogar y los no tan pequeños tienen infinidad de opciones para pasar el rato, sobre todo si son fanáticos de la tecnología y es que desde que el Internet se apoderó del funcionamiento del mundo los parques comenzaron a quedar vacíos. Solamente hacen falta dos clics para obtener juegos en línea en los cuales puedes invertir muchas horas sin que nadie te moleste. La verdad es que las ventajas y las desventajas de esto pueden generar bastante debate si las partes están interesadas. Ahora bien, en el pasado la historia era muy diferente.

En esta ocasión nos dedicaremos a recordar a uno de los juguetes más innovadores de su época y es que antes de Furby era poco lo que se podía interactuar con las figuras de acción o las muñecas para niñas. Merece la pena hacer notar el contexto en el cual no era una prioridad construir objetos para que los niños se divirtieran.

La década de los noventa estuvo marcada por la creación de juguetes interesantes pero por algún motivo el más recordado es Furby. La razón de eso era que este juguete tenía la capacidad de interactuar con su dueño. Así es, si le hablabas este objeto era capaz de responder al llamado e incluso podía grabar tu voz.

A todos esos elementos innovadores tienes que sumarle el hecho de que tenía una apariencia enternecedora que hacía que cualquier niño lo quisiera conservar para siempre. De verdad que hasta este punto Furby se caracterizó por cubrir con todas las expectativas de sus frenéticos creadores.

Ahora bien, uno de los principales inconvenientes con el Furby era la cuestión de la edad y es que a los adolescentes no les atraía demasiado la idea y en contra de eso había poco que los empresarios pudieran hacer.