fbpx

¿Paul McCartney compuso canciones mientras dormía?

¿Paul McCartney compuso canciones mientras dormía?

“Let It Be”, fue el último sencillo lanzado por Los Beatles antes de que McCartney anunciara su salida de la banda.

El ex integrante de Los Beatles, Paul McCartney, compuso esta canción en 1969, mientras había violencia en Irlanda, la guerra de Vietnam y conflictos en todo el mundo. Él escribió sobre personas tristes y enojadas que luchan entre sí alrededor del globo. Pero McCartney afirma que originalmente la canción fue inspirada por un sueño que tuvo cuando se encontraba ansioso y preocupado.

La composición de Paul posee el puesto n.º 179 de «Las 1000 mejores canciones de siempre» de la revista “Q Music”, así como el n.º 20 de “Las 500 canciones más grandes de todos los tiempos” de la revista “Rolling Stone”. Es uno de los temas más profundos y versionados de la historia de los “Fab Four”, y el británico ha explicado en varias ocasiones cómo nació y cómo llegó a componerla.

Acerca del origen de la canción, McCartney afirmó que escribió “Let It Be” tras soñar con su madre durante las intensas sesiones para la grabación del álbum “Get Back”, el cual, después sería titulado y lanzado al mercado como “Let It Be”. Paul explicó que su madre falleció cuando él tenía apenas 14 años. McCartney dijo respecto a su sueño:

“Me encantó volver a conversar con mi madre. Me sentí bendecido por tener ese sueño. Eso me hizo escribir «Let It Be»”

Sueño de reencuentro

Mary, la madre de Paul, murió de cáncer de mama en 1956, cuando el músico tenía solo 14 años. Todo sucedió rápidamente y se diagnosticó cuando Paul y su hermano estaban en un campamento. Cuando regresaron, encontraron que no había margen de acción en las últimas etapas de la enfermedad de la madre. Esto hizo que Paul estuviera marcado de por vida. “La muerte de mi madre cuando yo tenía catorce años fue el gran golpe de mi adolescencia. Murió de cáncer, pero de eso me enteré más tarde, en el momento no supe de qué había muerto”, cuenta Paul en el libro “The Beatles Anthology”.

Este suceso catalizó el sueño revelador de Paul. Fue en su casa de Londres a finales de 1968, el Beatle se había ido a la cama una vez más inquieto por la preocupación que le producía su relación con sus compañeros de banda, que se estaba desintegrando gradualmente. La leyenda del Liverpool lo explicó así:

“Tuve un sueño en los años sesenta en el que mi madre, que murió, vino a mí en el sueño y me tranquilizó, diciendo: “Let it be, let it be…”