fbpx

El jazz tuvo un impacto crucial en la vida de Flea de Red Hot Chili Peppers

El jazz tuvo un impacto crucial en la vida de Flea de Red Hot Chili Peppers

Los que insisten en separar los géneros musicales de una forma muy brusca y absoluta no tiene idea de lo que significa el arte y es que estamos hablando de cómo se expresa la sensibilidad de los seres humanos. Conforme con lo anterior resulta más apropiado ver a la música como un todo que ciertamente tiene matices pero que al final de la jornada conviven en armonía. Ejemplos de esto los podemos ver todo el tiempo, siempre es posible que un género influya positivamente en otro y eso es algo digno de admiración. Hoy revisaremos un ejemplo que ha trascendido en la historia.

Flea o la pulga es un hombre de cuidado en el sentido de que se mantiene dispuesto a defender sus puntos de vista ante cualquier situación. Cuando de música se trata es especialmente inquisitivo y es que en varias oportunidades le han criticado porque dejó de un lado el jazz para hacer rock.

Resulta que luego de que se divorciaran sus padres su madre se casó con un hombre que tenía un grupo de jazz. Como era de esperarse la infancia de Flea estuvo marcada por esos ritmos y aunque en un principio no era algo que le apasionara pronto se percató de que la música era lo suyo.

No se sentía demasiado a gusto con el jazz porque soñaba con poder revelarse antes las normas de aquella época y por eso optó por el rock. La fundación de Red Hot Chili Peppers hizo que sus principios éticos se consolidaran. Los medios de comunicación comenzaron a molestarlo de inmediato.

Flea explica con paciencia que si bien no se quedó con el jazz sí que resguardó el tono calmado de este género y es por eso que se identifica tan bien con el bajo. El hecho de servir de base lo hace sentir orgulloso.