Friends es considerada la serie más querida de la historia

Hay series que consiguen traspasar las barreras de la televisión para resguardarse en los corazones de los fanáticos. Para lograr esta impresionante hazaña se necesitan demasiados elementos pero cuando un director está dispuesto a trabajar de la mano con los actores y con los demás integrantes del equipo todo comienza a tener sentido y el resultado es un programa que cautiva una y otra vez a los televidentes. Esto fue más o menos lo que pasó con Friends. Los expertos sostienen que no sería raro que esta línea argumental la veamos de nuevo en pantalla dentro de unos años. Sería impresionante.

Para comenzar debes tener en consideración que cada uno de los personajes que hacen vida en esta serie está perfectamente construido. Con lo anterior nos referimos al hecho de que tienen sus propios conflictos que distan mucho de la temática general de la serie que es la comedia. Basta con sentarse y disfrutar para entender.

La fidelidad que consiguió Friends es otro tema que merece la pena que sea estudiado porque la misma no se limita solo a los adultos jóvenes que la siguen desde las primeras temporadas sino que además capturó a los niños que la comenzaron a ver de manera más tardía. Ese magnetismo se explica en la identificación.

Así es, las personas aman Friends porque de alguna manera se identifican con sus personajes. Además, casi todos en algún momento soñaron con vivir junto a sus mejores amigos. De hecho, seguramente defendían que sería una experiencia sin precedentes, aunque como pudimos ver a veces puede llegar a ser realmente incómodo.

El sentido del humor de Jennifer Aniston también hizo que los televidentes se mantuvieran ahí porque es innegable que esta mujer es imposible de vencer cuando de carisma se trata. Lo más divertido es que ella no parece esforzarse demasiado para conseguirlo.