fbpx

Grandes estrellas del rock que llegaron a cambiar su guitarra por un balón

Al momento de subir a los escenarios dejaban toda su alma en cada canción, se convertían en los rockeros más exitosos de su época, transformaban, revolucionaban, eran los mejores que podías conocer. Y, además, lograban emparentarse con todos sus fans, haciéndose mucho más inalcanzables. Sin embargo, la música no era solo su única pasión pues cuando comenzaban a ver un partido de fútbol se convertían en los mayores fanáticos de este deporte. De las guitarras al balón, de los escenarios a la cancha, de los fans de la música a los hinchas de las patadas. Así era la vida de Pink Floyd.

Ahora bien, para ellos el deporte, más concretamente el fútbol, ocupaba un gran lugar en su corazón. Tanto los protagonistas de la banda, como su managers y demás personal formaron el PF FC, lo que se traduce a Pink Floyd Football Club, aprovechando sus múltiples giras para conseguir equipos de distintas ciudades a quienes retar y pasar un agradable momento jugando con el balón, llegando hasta participar en una liga amateur.

El arquero era el bajista Roger Waters, quien hacía salidas valientes con alguno que otro error, Richard Wright, el tecladista, jugaba como defensa derecho, no era experto, pero se defendía bien. En el medio campo se encontraba el baterista Nick Manson, quien corría sin control y, por último, David Gilmur, quien tenía mejor manejo con una Fender.

Esta banda creó el tema “You’ll never walk alone”, el cual es un himno a los mejores equipos de fútbol de Inglaterra.

Sin embargo, ellos no son los únicos rockeros amantes del fútbol. Se dice que Elton John cuando era pequeño perteneció a las ligas menores, donde fue nombrado presidente de honor; se dice que Bob Marley también organizaba juegos con los periodistas que lo entrevistaban; se habla de un Adrian Smith y Steve Harris, de Aron Maiden, que eran muy fans del soccer. Como ellos muchos otros son los que gustan de pasar un buen rato en la cancha.