Las leyendas urbanas MÁS terroríficas de Asia.

Todos tenemos algo que nos asusta: Fantasmas, duendes, demonios… Cada país tiene sus propias leyendas urbanas con las que hemos crecido y Japón no es la EXCEPCIÓN, ya que ahí habitan un sin fín de historias. Si eres fan del terror puedes no te pierdas estas espeluznantes historias nacidas en Japón que te pondrán la piel de gallina y te producirá pesadillas:

  • Okiku, la muñeca: Esta muñeca fue un regalo que le hicieron a la pequeña de una familia, la niña se llamaba Okiku. Esa niña atesoraba la muñeca como si fuera el objeto más valioso en su vida. Lamentablemente, la pequeña falleció y los padres decidieron conservar la muñeca en honor a ella, sin embargo, tiempo después notaron que el objeto estaba cambiando… ¡El cabello le había crecido! Y hasta el día de hoy el cabello de la muñeca sigue creciendo por lo que los padres piensan que el espíritu de Okiku está dentro de la muñeca.
  • Daruma-san: Cuenta la leyenda de una chica joven, muy guapa quien luego de salir de la ducha se tropezó y cayó en el suelo golpeándose fuertemente el rostro provocando que perdiera un ojo y muriera a causa de la hemorragia. Se dice que si nombras a Daruma-san por cierta cantidad de tiempo en el baño podrás invocarla. Esta leyenda es similar a la que conocemos como “Bloody Mary” en Occidente.
  • Onibaba: Fue una antigua sirvienta a la que se le encomendó buscar un riñón para salvar la vida de la hija del Rey. Estuvo durante años tratando de cumplir la misión alejada de su única hija, por lo que, desesperada por volver a casa tomó la decisión de apuñalar en el vientre a una mujer embarazada para lograr su cometido. Gracias a ello fue castigada y convertida en demonio, ahora vaga para atormentar a los humanos mientras busca regresar con su hija una vez más.
  • Akaname: Es un demonio ilustrado en las historias japonesas, se le puede encontrar en recintos donde haya baños, bañeras o saunas. Cuenta la leyenda que Akaname tiene una gran y larga lengua con la cual succiona cualquier suciedad que haya en su camino, y si esa suciedad eres tú… Entonces serás víctima de esa desagradable y larguísima lengua demoníaca.
  • El banner maldito: Esta leyenda es famosas entre los internautas que les gusta pasar horas y horas en el internet. Son pocos los que han logrado ver el banner rojo y han vivido para contar la leyenda pues resulta que esta es una ventana emergente que le aparece a ciertas personas a altas horas de la noche y siempre tiene la misma pregunta “¿te gusta la habitación roja?” los internautas no saben de qué se trata la pregunta pero lo que si saben es que muchos de los que la han visto amanecen muertos al día siguiente.
Comentarios de Facebook