La aterradora parálisis del sueño.

Imagina que te despiertas en medio de la noche y descubres que no puedes mover ni un sólo músculo. Está oscuro, pero estás seguro de que sientes una presencia en la habitación, rondando cerca de tu cama, o tal vez sentado en tu pecho, quitándote el aliento…

Este fenómeno extraño se conoce como parálisis del sueño, es algo bastante común aunque no lo creas. Sin embargo, tiene su explicación científica del por qué ocurre. Un nuevo estudio aconseja no creer que la parálisis del sueño es provocada por lo sobrenatural, ya que, hace que las personas se sientan más nerviosas.

La parálisis del sueño ocurre cuando el cerebro y el cuerpo no están “sintonizados” cuando nos vamos a dormir. Durante el sueño, existen una serie de movimientos oculares rápidos (REM), los músculos del cuerpo se relajan por completo enviando una señal al cerebro para avisar que estás dormido, en esa fase se producen los sueños. Sin embargo, si te despiertas en ese momento, los músculos inactivos no podrán volver a activarse sino al cabo de unos minutos y es allí dónde ae produce la parálisis.

Las estimaciones de cuántas personas experimentan parálisis del sueño varían de 5 a 60 por ciento, probablemente debido a las diferencias en los métodos de encuesta. Algunas personas experimentan con frecuencia parálisis del sueño, mientras que otras se despiertan paralizadas solo una o dos veces en sus vidas. La buena noticia es que, en última instancia, la parálisis del sueño se considera inofensiva.

Noche de terror, ¿cómo es tener una parálisis del sueño?

Tomar conciencia mental antes de que el cuerpo se “despierte” de su estado paralizado puede ser una experiencia aterradora, ya que las personas se dan cuenta de que no pueden moverse ni hablar. Con frecuencia, estos episodios se acompañan de alucinaciones y la sensación de falta de aliento.

Tales alucinaciones probablemente dieron origen a los mitos del incubo y el súcubo, demonios que inmovilizan a las personas en su sueño (y algunas veces tienen relaciones sexuales con ellos).

Las personas también pueden sentir una presencia malévola cerca o creer que están a punto de morir. Algunos episodios de parálisis del sueño vienen con sentimientos de caída, flotación o disociación del cuerpo.

Según el estudio publicado en línea en febrero en la revista Clinical Psychological Science, es más probable que estas experiencias sensoriales afecten más a las personas que la mera parálisis sola.

Los investigadores James Cheyne y Gordon Pennycook de la Universidad de Waterloo en Canadá encuestaron a 293 personas, en su mayoría mujeres, sobre sus experiencias con la parálisis del sueño. Descubrieron que las personas estaban más angustiadas después de un episodio cuando las alucinaciones se sentían amenazadoras y cuando tenían creencias sobrenaturales con respecto a la causa de la parálisis.

¿Alejando el miedo? ¿Cómo evitar aterrorizarse por las parálisis?

El estudio halló que las personas con estilos de pensamiento analítico tenían menos probabilidades de tener tales creencias sobrenaturales, y tenían menos probabilidades de sentirse angustiadas después de experimentar una parálisis del sueño. Aunque el estudio no pudo precisar la relación causal, los pensadores analíticos tienen más probabilidades de buscar y creer explicaciones naturalistas o científicas de la enfermedad, escribieron los investigadores, mientras que los pensadores intuitivos pueden ser atraídos por explicaciones sobrenaturales.

¡Así que ya puedes dejar tus creencias y empezar a enfrentar esas tormentosas parálisis!

Comentarios de Facebook