Un sueño complicado, Lars Ulrich el protagonista

Nacido un 26 de diciembre, en épocas de sorpresas, regalos y felicidad, quizá un excelente regalo para su familia fue el gran Lars Ulrich, quien nació en el año 1963 y tiene origen Danés en una familia de clase media alta, por lo que pudiéramos suponer que tuvo bastantes oportunidades, cosas que fue así en muchos sentido. Y ya verás porque decimos que este hombre, con sus 55 años, aún sigue siendo importante de nombrar en el mundo del rock, y además porqué decimos que efectivamente si tuvo muchas oportunidades desde pequeño, aspecto que definitivamente lo benefició por ser un danés de buena posición social, pero además disciplinado y esforzado en lo que se proponía.

Y vaya que hay que ser disciplinado para lograr convertirse en fundador, compositor, líder y no por menos el principal baterista de la famosísima banda de Heavy metal de origen estadounidense que se pueda conocer, hablando por supuesto de Metallica.

Y es así justamente, el principal baterista de Metallica, lo cual es de suponer, no es algo por casualidad, pues no todo el mundo puede y logra tocar la batería de manera tan variada como él lo hace; logrando dominar desde los ritmos más sencillos hasta los ritmos más complejos y las partes más rápidas como lo que podríamos encontrar (muy frecuentemente) en los discos de la gran banda Metallica.

Pero, además retoma muchísimo valor, cuando todo esto ha sido posterior a un inédito esfuerzo con base en la característica quizá más importante, como lo es la disciplina; ya que a pesar de ser esta su pasión, al principio el apoyo familiar fue escaso por no decir nulo. Lo cual hacía todo mucho más difícil, y no es hasta que la abuela, por cuestiones de la vida (favorables en este caso), logra regalarle una batería y es así como a desenredarse y a liberarse ese sueño frustrado.

Comentarios de Facebook