Phil Collins: de baterista de rock progresivo a estrella mundial

Pocos conocen la historia de Phillip David Charles Collins, o mejor conocido como Phil Collins, un hombre oriundo del Reino Unido que con su música atrapó a más de una generación y todavía mantiene la admiración de las nuevas generaciones.

Collins nació en 1951 en Chiswick, Middlesex, en Inglaterra, su infancia transcurrió con su familia, pero toco cambió cuando una navidad sus padres le regalaron una batería y empezó a interesarse con muchas ganas en la música, sin embargo, también fue actor y modelo durante su juventud.

Genesis y el salto a la fama

Su éxito llegó cuando en 1970 acudió a una audición en la casa de Peter Gabriel, voz principal del grupo de rock progresivo Genesis ya que estos buscaban un baterista, por lo que interpretó algunas pistas en la batería y obtuvo ese puesto casi inmediatamente.

A partir de ahí, Collins formó parte de Genesis como baterista hasta que en 1975 Peter Gabriel se retira y este pasa a formar parte de las voces. A partir de ahí fueron muchos los cambios que se dieron en la banda para mantener su éxito, y su voz pasó de ser una de las más importantes y reconocidas en países de Europa y América.

Carrera como solista

Llegada la década de los 80, Phil Collins desarrolló dos carreras en paralelo, una como solista y otra con el grupo Genesis, con quien grabó algunos álbumes entre 1980 y 1986.

Durante esa década, las canciones de Collins estaban relacionadas con sus relaciones sentimentales y las fallas que tuvieron, pero con el tiempo volcó parte de sus temas a la crítica social y a los problemas que afectaban al mundo como la indigencia, uno de los más conocidos es Another Day in Paradise.

En la actualidad se mantiene en el activismo político y de vez en cuando realiza giras y conciertos para sus miles de seguidores, pero la música sigue siendo su gran inspiración por sobre cualquier cosa.

Comentarios de Facebook