La entrada de concierto ofrecía una Ouija personalizada

Los  beneficios de una entrada a un concierto pueden ser más allá de los que unoespera, y pues, realmente uno no espera mucho más allá de simplemente poder entrar y disfrutar el concierto desde el asiento que ha reservado con la compra¿verdad que sí? Pero que sucedería si esa entrada al concierto te incluyera muchos beneficios, sin duda sería gratificante. Y pues muy probablemente esto era lo que buscaba Ozzy Osbourne para darle a sus espectadores, cuando con las entradas de los conciertos que ofreció en la gira por Estados Unidos en el 2010-2011, ofrecían paquetes que incluían además de la entrada per sé, un asiento en las primeras filas, en la categoría Premium, un Meet & Greet con el propio Ozzy,varios productos de merchandising y además una invitación para poder entrar a la fiesta que se ofrecía previa al concierto.

Todo esto  sin duda permitía no solo el disfrute de la persona sino además crear una especie de vínculo o enlace en el que esa relación de cantante con el fanático se fortalecía siendo esto algo más abierto de lo común, ya que no era pues un solo privilegiado (como se acostumbraba siempre). Pero, además lo que realmente llamaba la atención y creó impacto de todo esto, era la llamada Ouija de Ozzy.

Sin duda era una Ouija como las que ya muchos conocen, con el mismo trasfondo y esencia,pero además tenía la particular característica de que era una Ouija personalizada, ofreciendo colores relacionados con el mismo infierno; además de estar autografiado por Ozzy.

Esto, en el contexto musical del Heavy Metal, muy probablemente satisfizo a muchos más delos que cualquiera pudiera pensar, aunque quienes no disfrutaron de este objeto coleccionista no fue sino por suerte, ya que esto solo estuvo al alcance de pocos privilegiados que pudieron comprar el paquete VIP.

Comentarios de Facebook