roban su auto nuevo comprado con ahorros de meses – luego su jefe le dice: ‘tenemos que hablar seriamente’

Los que han trabajado alguna vez en sus vidas en hostelería saben lo duro que es, y en caso contrario, seguro que lo pueden imaginar.

El ritmo frenético de los restaurantes, horarios interminables y salarios bajos. El esfuerzo físico es constante y muchas veces se depende de las propinas para llegar a fin de mes.

Ese es el caso de Kea Senegal, de Louisiana, en Estados Unidos, un padre de familia que llevaba meses ahorrando el dinero que ganaba como lavaplatos en un restaurante para comprar un auto con el que transportar a su familia.

Sin embargo, poco después de comprarlo, se lo robaron.

Imaginen la decepción de Senegal cuando después de trabajar tan duramente alguien robó el fruto de su trabajo.

El hombre estaba desconsolado. Tiene esposa dos hijos, uno de cuatro años y un pequeño de 4 meses, y la idea era que los cuatro pudieran desplazarse cómodamente con el nuevo automóvil.

  • Advertisement –

Por suerte Senegal tiene un jefe y unos compañeros de trabajo únicos que no se quedaron con los brazos cruzados al enterarse de la noticia.

“No podíamos quedarnos sin hacer nada”, dijo Muffoleto, el jefe del equipo del restaurante Ruffino’s. Por eso decidió mantener una reunión con todo el personal para tomar cartas sobre el asunto.

Durante el encuentro todos decidieron aportar algo de dinero para reunir suficiente para la compra de un nuevo vehículo.

Con mucho esfuerzo lograron reunir un total de 2.500 dólares, e incluso participó una empresa vecina cuando se enteró del motivo de la colecta.

Finalmente, con el dinero compraron un Chevy Malibu de 2015 y prepararon la sorpresa para Senegal.

El día elegido, Muffoleto pidió entonces a su empleado que saliera afuera para hablar seriamente con él, allí se encontraron al resto de empleado esperando. ¡Entonces se reveló la sorpresa y Senegal se dio cuenta del gran gesto de sus compañeros!

¡Apenas podía contener sus lágrimas de la emoción! Un auto nuevo para él y su familia es lo último que habría imaginado después del robo del suyo. ¡Su reacción no tiene precio!

Desde luego no podría haber pedido mejores compañeros. Y es que debemos aprender a ayudarnos los unos a los otros. El mundo sería un lugar mucho mejor si todos hicieran lo mismo. Por favor, comparte este impresionante gesto con los demás.

Comentarios de Facebook