Siguiendo la luna de Fabulosos Cadillacs ¿Cómo nació la canción?

Siguiendo la luna es un reggae que la ortodoxia jamaiquina hubiera colocado en la estantería de los “Iover’s rack”, nombre de las canciones de amor para los cafishios del género. Todo el grupo brilla en esta canción, otro punto alto de El León. Desde la performance vocal de Vicentico, con fuerza y quejido soul, al bajo (vale la pena ser recurrente aquí) que dispara directo al estómago, los cortes abruptos de Fernando Ricciardi, los arreglos de vientos y aun la escondida guitarra de Vaina que ensaya un contrapunto acústico de pocas pero delicadas notas. En el medio, el grupo se pierde en una laguna dub (se intensifican los efectos y las cámaras) que propulsa la canción hacia la zapada final. Si hubiera que quedarse con un reggae de los Cadillacs para representar la historia del género en Argentina sería, sin dudas, éste.

“Siguiendo la luna” es un clásico. ¿Cómo nació la canción?
Cuando Sergio Rotman vivía con Fidel Nadal, declao que cuando él (Fidel) escuchaba música a un volumen DEMENCIAL, y tratando de cerrar todas las puertas posibles de la casa entre él y yo,
apenas escuchaba una secuencia de acordes de un disco de Gladiators. Sobre eso salió siguiendo la luna en 1992.

En agosto de 1992, sale a la venta el séptimo disco titulado El León. Este LP, que combina todos los géneros practicados por los Cadillacs, es un álbum esencial tanto en la historia de la banda como en la historia del rock argentino llegando a estar en la en el top 30 de los disco más importantes del rock argentino según la revista Roling Stone.3​ Contiene ritmo muy caribeños y bailables como por ejemplo: la salsa, el calipso, reggae y también el infaltable ska. Según Vicentico, el vocalista del grupo, es el mejor disco que han lanzado.

La edición en vinilo de este álbum fueron alrededor de 500 copias, incluso se rumorea que fueron menos. La razón de lo sucedido, es que en esta edición sólo se encuentran 12 temas de los 15 que trae el CD, por motivos de espacio, y además el mercado argentino e hispanoamericano se vio revolucionado por la llegada del nuevo tipo de distribución de la música, el CD.

Aunque no ofreció el éxito esperado en ventas, El león es una muestra contundente de la creatividad de la banda. Se extraen 8 grandes canciones y clásicos de la banda como: Carnaval toda la vida, Manuel Santillán, el león (que le da el nombre al disco), Gitana, el reggae clásico de Rotman Siguiendo la luna, El crucero del amor, Arde Buenos Aires, Desapariciones (cover de Rubén Blades), Gallo Rojo (dedicada al Che Guevara) y El aguijón.

Comentarios de Facebook