Joan Jett pasó de la comida chatarra a ser vegetariana

Hacer cambios es algo que siempre genera un poco de malestar porque aunque nos cueste asumirlo se trata de salir de nuestra zona de comodidad y eso no es para nada placentero. Pese a lo anterior es algo que merece la pena intentar porque de alguna manera nos ayuda a forjar el carácter y no solamente eso sino que además es factible que a través de la crisis nos demos cuenta que estábamos haciendo algo que por nada de este mundo nos iba a traer beneficios. Hasta una simple modificación en la dieta puede hacer la diferencia y eso es algo fantástico.

Joan Jett es recordada por ser una de las estrellas de rock más irreverentes de su época. Merece la pena acotar que el contexto no era el ideal para ella porque el género estaba completamente dominado por los hombres y hacerse un lugar entre todos ellos era una tarea ardua.

Con respecto al tema de la dieta Jett no mostraba ningún interés por mejorar la suya. A diferencia de la mayoría de las cantantes de aquel entonces podíamos ver a Joan comiendo comida chatarra en cualquier sitio sin importarle que eso fuera a afectar negativamente su salud. Era algo lamentable de ver.

Algo bueno pasó y eso era que Jett había desarrollado un amor genuino hacia los animales. Esto trajo como consecuencia que dejara de comer carne y se hiciera vegetariana. Lo que comenzó como una manera honrar a esas adorables criaturas se convirtió en un estilo de vida que de hecho iba a proclamar a través de su música.

Resulta interesante ver cómo estas experiencias vitales pueden influir tanto en la vida de una persona. Joan es fanática de la ensalada de lechuga y tomate y también disfruta de la versión sin carne de alimentos típicos como las hamburguesas. Ella es lo máximo.

Comentarios de Facebook