Los de Led Zeppelin son víctimas de la intolerancia en Singapur

Sobran quienes dan por sentado las libertades con las que contamos el día de hoy pero basta con regresar unos años atrás para darnos cuenta de una cosa y es que básicamente no podíamos expresarnos como queríamos sin sufrir las consecuencias. De acuerdo con los expertos esto era algo que podíamos ver incluso dentro del área de la música que tradicionalmente se ha considerado como una de las más respetuosas. Sucede que la historia está minada de ejemplos en los cuales podemos evidenciar que ni siquiera cuando se trata de arte los prejuicios dejan de hacer de las suyas. Esto es algo que resulta inaudito la verdad.

Led Zeppelin es considerada una de las bandas de rock más influyentes de los últimos tiempos. A través del trabajo duro no solamente llegaron a los oídos de sus seguidores sino que además de eso se apropiaron de un lugar en el corazón de los fanáticos. Son muy pocas las agrupaciones que han conseguido si quiera aproximarse a este objetivo.

Debido a lo anterior es que todavía el día de hoy las personas ven con indignación el veto que sufrió el grupo en el año 1972 en Singapur. De acuerdo con nuestras fuentes lo que pasó en aquel entonces fue que los integrantes de Led Zeppelin tenían el cabello largo y en el mencionado país se consideraba una especie de ultraje que los hombres llevaran el cabello de esa manera.

Basándose en eso las autoridades prohibieron la entrada de Led Zeppelin. Esta noticia le dio la vuelta al mundo y en la actualidad nos sirve para tener una idea más o menos clara del efecto que puede llegar a tener la intolerancia en algo tan mágico como la música. La verdad es que resulta bastante decepcionante.

Parece ridículo pensar que impidan que alguien haga su trabajo solo porque tiene el cabello largo.

Comentarios de Facebook