La guitarra formaba parte del cuerpo de Jimi Hendrix

No es una tarea fácil poder tener un poco de éxito dentro del mundo del espectáculo y es por eso que a lo largo de los años los que consiguieron imponerse ante el olvido todavía generan inquietudes en las nuevas generaciones. Con respecto a la música y muy especialmente en torno al rock sucede que los fanáticos son demasiado exigentes de manera que aquellos que se han hecho un nombre por nada del mundo están dispuestos a poner en riesgo la reputación que los precede. Merece la pena que el trabajo duro se traduzca en algo como esto en el terreno musical.

Ahora bien, hay quienes parecen estar bajo una protección superior y es que sin estudios demasiado sofisticados pueden llegar a conectarse con las vibraciones musicales. Claro que nos estamos refiriendo al incomparable Jimi Hendrix quien todavía se perfila como el guitarrista más importante de la historia del rock.

La opinión de los críticos siempre fue muy tajante alrededor del trabajo de este hombre y es que estos sujetos no tenían inconvenientes a la hora de aceptar que en efecto estaban ante alguien que tenía capacidades diferentes pero que sin embargo todavía no era capaz de administrar todos esos recursos. Pues bien, con el transcurrir de los años la balanza se inclinó a favor de Jimi.

Quien se tomara el tiempo de asistir a uno de los conciertos de este hombre se podía percatar que este chico de verdad parecía estar conectado con su guitarra. Con cada arreglo que creaba transmitía un mensaje muy potente a la audiencia y eso era que él y la música hacían un mismo ser. La sensibilidad de Hendrix debería ser tomada en cuenta como un objeto de estudio.

Como si con lo anterior no fuera suficiente también disfrutaba de enseñar a los que estaban comenzando sus carreras.

Comentarios de Facebook