Kurt Cobain se fue de este mundo sintiéndose incomprendido

En el ámbito musical hay combinaciones que a simple vista parecen ganadoras pero que luego se convierten en problemas difíciles de manejar. Cuando de cantantes y compositores se trata es importante que estos sean lo suficientemente sensibles como para, partiendo de sentimientos muy complejos, sean capaces de crear canciones que conecten con lo más profundo en el alma de cada fanático. Visto de esta manera se trata de una tarea descomunalmente difícil que demanda no solamente recursos intelectuales sino que también haría falta una inversión de parte del alma del artista. Pues bien, los que cumplen con estos requisitos quedan en la memoria.

Kurt Cobain ha sido reconocido a nivel internacional como uno de los artistas más queridos. Es una pena que todo ese afecto jamás se haya podido materializar como este hombre lo necesitaba. Lo cierto era que Cobain poseía un talento sin precedentes y el secreto yacía en lo que era capaz de sentir.

De acuerdo con los expertos las letras de Kurt trataban sobre su experiencia cerca de otras personas, eran relatos inspirados en los sentimientos de los sujetos que formaban parte de la rutina del cantante pero al parecer nadie era capaz de captar eso con tanta facilidad como Cobain y eso iba a repercutir negativamente en el cantante.

Los amigos más cercanos de esta estrella aseguran que Cobain tenía una tolerancia muy limitada al fracaso y cuando a eso se sumaban problemas familiares la historia se tornaba aún más oscura y es esto lo que explica su aparente adicción hacia los tranquilizantes que además conseguía de manera ilegal.

Cobain estaba furioso y en ocasiones tristes porque sus fanáticos no podían comprender cuál era el mensaje que estaba plasmado en sus acordes. Nunca se dio cuenta de que esta era una tarea bastante complicada. Es una pena que la pasara tan mal.

Comentarios de Facebook