El punk rock y el origen de Soda Stereo

Cada una de las historias que se esconden detrás de las bandas más icónicas son interesantes e inspiradoras pero sin lugar a dudas la fundación de Soda Stereo es una de las más emblemáticas pues está basada en valores muy trascendentales como la amistad e incluso la libertad. Para comprender mejor el asunto tenemos que ponernos en el contexto de los enfrentamientos bélicos que estaba viviendo la nación Argentina en la década de los ochenta, esto trajo consigo que todos los aspectos de las vidas de los habitantes fueran vigilados de cerca y eso incluía también a la música y especialmente al rock.

Gustavo Cerati tenía un poco más de 20 años cuando todo esto empezó y aunque se estaba preparando en la universidad para convertirse en un publicista lo que de verdad hacía que su corazón latiera con fuerza eran los acordes musicales. Estaba convencido de que tarde o temprano seguiría su destino.

A esta necesidad de salir de su zona de confort se unió quien se convertiría en su gran amigo Héctor Bosio de apenas 23 años de edad. Estos hombres sabían que tendrían que desafiar el sistema para poder hacer la música que la nación Argentina necesitaba en aquel entonces. Los dos eran fanáticos ardientes del punk rock.

La influencia de este género se iba a mantener presente en el trabajo de estos dos sujetos que posterior a la inclusión de otros miembros formaron lo que fue Soda Stereo. Tuvieron que sortear un sin número de obstáculos impuestos no solamente por los que hacían política sino también por un público que se caracterizaba por ser conservador.

Soda Stereo es el producto de un pueblo que se sentía oprimido y que necesitaba una válvula de escape para poder expresar toda la inconformidad que los embargaba. Estamos convencidos de que esta banda cumplió con los objetivos propuestos.

Comentarios de Facebook