Egoismo y arrogancia, los dos problemas de Billy Corgan

Hacer las cosas bien trae consigo una serie de beneficios que son muy apreciados por la mayoría de las personas. En primer lugar está el reconocimiento y con esto el hecho de que en casi cualquier lugar del mundo hay personas que admiran eso que sabes hacer. Además del reconocimiento otro gran hito que merece la pena que sea destacado es que te conviertes en alguien necesario y también en un punto de referencia. Si esto no es bien administrado pueden salir a luz asuntos que en un principio no parecían ser un gran problema. Es un asunto más o menos elaborado.

En el área de la música la fama es algo con lo que algunos se ven en la necesidad de lidiar y resulta evidente que no todos lo hacen tan bien como deberían. En esta ocasión queremos comentar sobre el caso de Billy Corgan quien no solamente se ha hecho de una formidable carrera musical sino que también puede hacer otras cosas.

Bill ha sido criticado es múltiples medios de comunicación, tanto en la radio como en la televisión porque es demasiado arrogante. Es decir, él hace alarde del talento que tiene al tiempo que hace que los que se están iniciando en el medio se sientan muy mal. Lógicamente los conocedores del tema no se quedaron con la boca cerrada.

Se puede decir que de la arrogancia deriva lo siguiente y es que este hombre es uno de los más egoístas del medio artístico. En varias oportunidades los más cercanos a Billy se han referido a él como alguien difícil de tolerar pero nunca dan demasiadas explicaciones al respecto.

Alguien con tanto talento debería procurar llevarse mejor con los demás porque en la medida que desarrolle esas capacidades podrá llegar al corazón de más fanáticos y eso es elemental.

Comentarios de Facebook