Axl Rose sigue siendo inmune a las críticas

A la hora de crear un estilo el artista debe prestar mucha atención con el objetivo de que los elementos que integre terminen creando algo realmente original. No es una tarea fácil y por eso  hemos podido ver fracasos descomunales en la industria del cine, la televisión y también en el área de la música. Uno de los elementos más complejos en todo este asunto viene dado por el público y es que no resulta para nada sencillo ajustarse a las necesidades de millones de personas alrededor del mundo. Los que lo consiguen entonces pasan a la historia para siempre.

Esta semana queremos dedicarle un espacio a Axl Rose; un hombre que ha conseguido grabar su nombre en innumerables escenarios pero que pese a sus capacidades musicales hay otros aspectos de su vida que ha optado por dejar a un lado de una manera muy irresponsable. Él no está dispuesto a aceptarlo.

Como sucede con un porcentaje importante de los cantantes de rock Axl es un hombre apasionado y como tal se entrega a los excesos con facilidad y en el proceso se hace incapaz de controlar sus impulsos. Esto se traduce en violencia que por lo general va dirigida a su público que debería ser lo más preciado.

Esto no termina ahí y es que Axl también actúa de forma violenta con sus parejas y es por eso que las chicas han declarado que mientras estuvieron con él sintieron mucho miedo. Los expertos coinciden en que no es apropiado que alguien como este sujeto sea admirado por los niños porque es un mal ejemplo.

Axl puede llegar a ser muy egocéntrico así que ante cosas como esta reacciona restándole importancia a los hechos. Hay quienes dicen que esto no es más que una consecuencia del exceso de fama. Merece la pena que cambie.

Comentarios de Facebook