ORIGEN DE LA LEGENDARIA CANCIÓN LIKE A ROLLING STONE.

Like a Rolling Stone es una canción de 1965 hecha por Bob Dylan. Su letra reivindicativa proviene de un poema que Dylan escribió en junio de dicho año, cuando regresó extenuado de una gira agotadora por Inglaterra. Tras que se revisara la letra numerosas veces, Like a Rolling Stone se grabó unas pocas semanas después en parte de las sesiones para su siguiente álbum de estudio, Highway 61 Revisited. Durante una preproducción difícil de dos días, Dylan luchó para hallar la esencia de la canción; se grabó un demo carente de éxito en compás de 3/4. Se hizo un avance cuando se intentó grabar en formato de rock y el músico de sesión novato Al Kooper improvisó el riff de órgano por el que la canción es conocida. Sin embargo, Columbia Records no estaba satisfecha con ella debido a sus seis minutos de duración y su sonido eléctrico y pesado, por lo que no estaba segura sobre su lanzamiento. Sólo cuando un mes después se filtró una copia del tema y disc jockeys influyentes la escucharon se puso a la venta como sencillo. Aunque las emisoras de radio eran reacias a transmitir una canción tan larga, Like a Rolling Stone alcanzó el segundo puesto en las listas de Estados Unidos y se convirtió en un éxito internacional.

Se ha descrito el tema como revolucionario en su combinación de diferentes elementos musicales, el sonido jovial y cínico de la voz de Dylan y la asertividad de la pregunta del estribillo: How does it feel? (¿Qué se siente?). Like a Rolling Stone transformó la carrera de Dylan y todavía se la considera una de las composiciones más influyentes en la música popular de la posguerra. Desde su lanzamiento fue un hito tanto en la música como en la cultura popular que elevó la figura de Dylan hasta volverla icónica.

En la primavera de 1965, al regresar de la gira por Inglaterra documentada en la película Dont Look Back, Dylan estaba insatisfecho con las expectativas del público en cuanto a él, así como la dirección que su carrera estaba tomando; consideró seriamente retirarse del negocio de la música. En una entrevista de 1966 comentó sus sentimientos: La primavera pasada creía que iba a dejar de cantar. Estaba agotado y la dirección que estaban tomando las cosas, era una situación extenuante. Pero “Like a Rolling Stone” cambió todo. Digo, fue algo que yo mismo pude crear. Cansa mucho que otra gente diga todo lo que crea por ti si tú no creas por ti mismo.Los cimientos de la canción provienen de un poema extenso. En 1966, Dylan describió los orígenes de Like a Rolling Stone al periodista Jules Siegel:

Tenía diez páginas. No tenía título, consistía en unas rimas en un papel, todo sobre mi odio estable dirigido hacia algún punto que era honesto. Al final, no era odio, era decirle a alguien algo que no sabía, decirle que tenía suerte. Venganza, esa es una palabra mejor. Nunca había pensado en esto como una canción, hasta que un día estaba en el piano con el papel y cantando How does it feel? (“¿Cómo se siente?”) a cámara lenta, extremadamente lenta.

Durante 1965, Dylan escribió prosa, poemas y canciones tecleando incesantemente. Algunas fotografías de Dylan en su habitación en el Savoy Hotel de Londres capturan este proceso en Dont Look Back. Sin embargo, comentó en dos entrevistas que Like a Rolling Stone comenzó como un largo vómito (en una de ellas, mencionó diez páginas; en la otra, veinte) que luego cobró forma musical.Nunca había hablado así de alguna otra de sus grandes composiciones. En una entrevista con la radio CBC en Montreal, Dylan llamó a la creación del tema una «innovación» y explicó que cambió su percepción de hacia dónde estaba yendo con respecto a su carrera. Dijo que se encontró componiendo «este largo vómito de 20 páginas; de allí tomé “Like a Rolling Stone” y la hice un sencillo. Y nunca había escrito algo como eso antes y de pronto supe que eso debía hacer.  Tras haber escrito eso no estaba interesado en escribir una novela o una obra de teatro. Ya tenía más que suficiente, quería componer canciones.

A partir de la versión extensa en papel, Dylan escribió cuatro estrofas y el estribillo en Woodstock, Nueva York.La canción se compuso en un piano vertical en la tonalidad de sol , aunque se cambió a do en guitarra durante la grabación.Dylan invitó a Mike Bloomfield, guitarrista principal de Paul Butterfield Blues Band, para que tocara en la sesión de grabación. Dylan le invitó a su casa de Woodstock un fin de semana para que viera el nuevo material; Bloomfield recordó más tarde: «Lo primero que escuché fue “Like a Rolling Stone”. Pensé que quería blues, cuerdas dobladas, porque eso es lo que hago. Dijo: “Hey, hombre, no quiero nada de esas cosas de B.B. King”. Así que, bueno, me desmoroné. ¿Qué rayos quiere? Dimos vueltas en torno a la canción. Toqué lo que él hizo y dijo que tenía groove.

El primer día, se grabaron cinco tomas de la canción en estilos marcadamente diferentes al posterior lanzamiento del tema en compás de 3/4, con Dylan en el piano. La falta de partitura indica que la canción se tocó de oído. Sin embargo, la esencia del tema se descubrió en el transcurso de una sesión caótica. No se llegó al primer estribillo hasta la cuarta toma, pero tras la parte de armónica Dylan interrumpió, diciendo: Mi voz se ha ido, hombre. ¿Quieres intentarlo de nuevo?.Esta toma se lanzó posteriormente en The Bootleg Series Volumes 1-3 (Rare & Unreleased) 1961-1991. La sesión terminó poco después.

Cuando se retomaron las sesiones al día siguiente, 16 de junio, Al Kooper se unió al equipo. Se suponía que Kooper, en aquel entonces un guitarrista de sesión de 21 años, no tocaría, pero se encontraba presente como invitado de Wilson. Cuando Wilson salió, Kooper se sentó con su guitarra entre los otros músicos deseando tomar parte en la sesión.Cuando Wilson regresó, Kooper, intimidado por la forma de tocar la guitarra de Bloomfield, estaba de nuevo en la sala de control. Tras un par de tomas de prueba, Wilson cambió a Griffin del órgano Hammond al piano. Kooper luego acudió a Wilson para decirle que tenía un buen pasaje de órgano. Wilson menospreció el talento de Kooper para tocar dicho instrumento, pero el guitarrista afirmó más tarde: Simplemente como que se burlaba de mí. …No dijo “no”, así que fui para allá. Wilson, aunque sorprendido de ver a Kooper tocando el órgano, dejó que tocase en el tema. Tras escuchar una reproducción de la canción, Dylan insistió en que el órgano debía sonar más fuerte en la mezcla, pese a las objeciones de Wilson en que Kooper no era un organista.

En esta sesión se grabaron quince tomas.En ese momento, la canción ya poseía su formato popular, en compás de 4/4 y Dylan en la guitarra eléctrica. Tras la cuarta toma, que fue la que finalmente se puso a la venta como sencillo, Wilson comentó: Esto suena bien, para mí.No obstante, Dylan y la banda grabaron la canción once veces más.

A diferencia de los éxitos de las listas de aquel entonces, la letra de Like a Rolling Stone no es acerca del amor, sino que expresa resentimiento y un clamor de venganza.El escritor Oliver Trager la describió como un burla de Dylan hacia una mujer que ha caído en desgracia y se ve reducida a defenderse en un mundo hostil, no familiar.

Bob Dylan – Like A Rolling Stone:

Comentarios de Facebook