EL FINAL DE SCOTT WEILAND, COCAÍNA Y MDA

En 2015 murió Scott Weiland a los 48 años mientras se encontraba de gira con su actual banda en Bloomington (Minnesota). Scott Weiland durante la década de 1990 fue cantante de la popular banda grunge Stone Temple Pilots, que luego abandonaría hasta reintegrarse en 2008. Sin embargo, la separación definitiva se produjo en febrero de 2013.

También fue miembro de la banda Velvet Revolver junto a Slash, Duff McKagan, y Matt Sorum, con quienes trabajó durante 5 años y grabó dos excelentes álbumes los cuales te recomendamos que escuches: Contraband y Libertad.

Aquí os dejamos un video con momentos destacados/mágicos como erráticos, atribuidos a la espiral de drogadicción y alcoholismo en la que muchas veces se encontró inmerso.

Scott Weiland fue hallado sin vida producto de un paro cardíaco sufrido en el autobús que lo llevaba de gira junto a su banda Scott Weiland & The Wildabouts por Bloomington (Minnesota) la tarde del 3 de diciembre de 2015, cuando el cantante tenía 48 años de edad. Su cuerpo fue encontrado alrededor de las 21:00 horas de esa misma noche. La banda tenía previsto tocar en el Medina Entertainment Center.6​

El fallecimiento de Scott Weiland fue confirmado por el guitarrista Dave Navarro a través de su cuenta de Twitter: “Just learned our friend Scott Weiland has died. So gutted, I am thinking of his family tonight”.

Días después, la policía de Minnesota informó haber encontrado una pequeña porción de cocaína en el sitio donde Weiland fue hallado muerto. También habrían pesquisado cantidades menores de la misma sustancia en el área que ocupaba Tommy Black, guitarrista y compañero de banda, por lo que este último fue arrestado y fichado bajo el cargo de posesión de drogas en quinto grado.

El parte médico oficial, emitido el 18 de diciembre de 2015 (dos semanas después del deceso) determinó que Weiland falleció como consecuencia de una sobredosis accidental, tras mezclar drogas (cocaína y MDA) con alcohol, lo que potencia su efecto tóxico. También alude a su historial de drogadicción, que sumado a patologías cardíacas y respiratorias (asma) habrían precipitado la muerte. Larga vida a Scott Weiland que pasó a formar parte del firmamento del rock.

Comentarios de Facebook