El día que Fidel Castro fue a un show de rock

Mucho antes de la llegada de los Rolling Stones a la isla, Manic Street Preachers se presentó y el líder cubano estuvo entre el público.

El rock llegó a Cuba a fines de los ’50. Varios grupos y solistas interpretaron versiones de los éxitos de Bill Haley o Elvis Presley traducidas al español. Los Llopis se destacaron con “Hasta la vista cocodrilo” (See you later alligator) y “Al compas del reloj” (Rock around the clock), más temas típicos cubanos. Luis Bravo y Danny Puga fueron otros de los artistas que se destacaron dentro de la música joven.

En 1961, Fidel Castro prohibió la difusión del género por ser una “corruptora influencia norteamericana” que no podía tener un lugar en la nueva Cuba comunista. La influencia de los Beatles y Rolling Stones se hizo notar en grupos como Los Astros. Su líder Raúl Gómez recibió fuertes presiones por parte del régimen.

fidel1

La prohibición oficial fue levantada en 1966, pero los seguidores del género fueron vigilados de cerca por el aparato comunista. Durante el bloqueo hubo un acercamiento musical entre Estados Unidos y Cuba. En marzo de 1979 se presentaron distintas figuras como Billy Joel, quien tenía a su padre viviendo en La Habana. El espectáculo se realizó en el Karl Marx, un lugar fuertemente ligado a actividades políticas. También llegaron otros artistas como Rita Coolidge, Stephen Stills y Weather Report.

fidel2

Manic Street Preachers fue la primera banda anglosajona que tocó en la isla ante 5 mil personas. James Dean Bradfield (guitarra y voz), Nicky Wire (bajo) y Sean Moore (batería) disfrutaron de su estadía tomando sol, y fumando habanos. Fidel Castro habló con ellos y disfrutó del show.

Comentarios de Facebook