Fanáticos del metal de los 80 han crecido para ser adultos responsables

La década de 1980 fue testigo de una cantidad de odio contra el metal, debido a las serias opiniones que las personas expresaban sobre el género, alegando que era malo para los niños y que cuyo contenido era mala influencia en el mundo musical.

Así que durante mucho tiempo las personas habrán creído que los metaleros de aquella época sólo crecieron hasta ser drogadictos o asesinos, ¿verdad? Pues esto es totalmente errado.

Un grupo de investigadores que publicó un estudio reciente en Taylor y Francis Online! Desmiente esta creencia. Parece que todos han crecido bien y que el metal no los convirtió en maleantes como creían.

 

Una investigación en los años 80 sugirió que los “metalheads” jóvenes corrían riesgo de tener deficiencia en su desarrollo. Ningún otro estudio ha evaluado a este grupo como adultos en la actualidad; por lo tanto, este conglomerado de científicos examinaron a grupos de personas adultas que fueron fanáticas del heavy metal de los años 80, músicos y aficionados de mediana edad.

Las encuestas en línea evaluaron las experiencias adversas de la infancia, la personalidad, el apego y el funcionamiento pasado y actual en 377 participantes. Los resultados revelaron que los entusiastas del metal a menudo experimentan vidas traumáticas y arriesgadas “sexo, drogas y rock-n-roll”. Sin embargo, identificarse con la identidad del “metalhead” también sirvió a estas personas como un factor protector contra los resultados negativos.

Eran significativamente más felices en su juventud y ahora están mejor posicionados que otras personas de la mediana edad en la actualidad. Por lo tanto, la participación en las culturas de estilos como el metal puede mejorar el desarrollo de la identidad en jóvenes con problemas.

Así que no fueron asesinos ni locos como pensaban y más bien en la actualidad se encuentran mejor que muchas otras personas de sus mismas edades, son más felices y siguen escuchando metal, cosa que los influenció para bien.

Comentarios de Facebook