La banda que pudo ser la mejor del grunge si no hubiera existido Nirvana

¿Qué te viene a la cabeza cuando escuchas el nombre de Nirvana? Por supuesto que lo primero que debes pensar es en Kurt Cobain y todo el repertorio maravilloso y sin comparación que esta banda fue capaz de lograr. Las canciones de Nirvana tenían la capacidad de transportarnos a otro mundo y meterse en nuestros más profundos pensamientos generando en nosotros sensaciones que otra banda no podía lograr. Además de que, justamente por Kurt y su capacidad de transmitir todo esto es que esta banda se posicionó como una de las mejores en el mundo y opacó a muchas otras que estaban por nacer.

¿Cuántas veces hay que tropezar para aprender la lección? Nadie llega sin heridas a la cima porque la vida misma se trata de prueba y error, de cometer la más grande equivocación para llegar a la perfección. Incluso el más grande ídolo en la música de los 90 tuvo que sufrir el rechazo para llegar a la gloria. Pero como los verdaderos dioses, renació de las cenizas y realizó su más grande sueño: convertirse en una leyenda del rock.

Kurt Cobain creció en Hoquiam, Washington. Era un joven desinteresado en los objetos comunes que otorga el dinero, pero siempre tuvo claro que quería triunfar en la música. Cuando el rock comenzó a empaparse de lo que sería el grunge, él encontró una gran inquietud por el ruido sucio y crudo. Fue cuando empezó a seguir a la banda The Melvins, la cual estaba liderada por Buzz Osbourne y Krist Novoselic. Aquel grupo era uno de los más populares del momento y era obvio que Kurt debía formar parte de él.

Aunque asistió a todos los ensayos (pues coincidió que The Melvins estaba buscando nuevos integrantes) en el momento decisivo, cuando se definiría si empezaría su carrera musical con los grandes, Kurt Cobain no logró cautivar a sus jueces y fue rechazado. En el momento que escuchó “no”, un cuchillo atravesó su ego y, sobre todo, sus sueños. Ese fue su más grande tropiezo y el momento que más desilusión le trajo a su vida. Pero como dijimos en el inicio, los dioses renacen de las cenizas mucho más fuerte, con todo el ímpetu de conquistar el Olimpo.

En 1985, después de alcanzar la mayoría de edad y abandonar los estudios de secundaria, Cobain se alió con Greg Hokanson y Dale Crover para darle rienda suelta a su creatividad y dar vida a su primera banda. Así se formó Fecal Matter, una sucia promesa de grandeza. Si a la gente le gusta decir que Nirvana creó el grunge, la “materia fecal” les arrebata la corona con un sonido todavía más violento y chillante.

De este modo la voluntad de Kurt se desquitaba del rechazo y se demostraba a sí mismo que tenía la capacidad de liderar una banda. Algunos medios aseguran que Fecal Matter llegó a abrirle un show a The Melvins, aunque no hay registro de ello. Por fortuna sí quedo vestigio de su existencia con un demo de 16 tracks titulado “Illiteracy Will Prevail”. Tanto el nombre de la banda como el del álbum demuestran el odio o la cínica irreverencia por parte de sus integrantes, quizá fomentado por el sentimiento de venganza hacia The Melvins.

“Escuchar Fecal Matter es como beber de un oasis en medio de la suavidad que se vivía en los 80”.

La historia cuenta que el álbum se grabó en la casa de la tía de Cobain. En diciembre de 1985, los jóvenes músicos se encerraron con una grabadora de cuatro pistas y unos viejos instrumentos para grabar canciones de rock punk desgarrador. Ahora, 30 años después, podemos entender que eran las primeras señales del grunge. Según relata la tía Mary Earl, cuatro años atrás su alocado sobrino había grabado algunas pistas en las que una maleta y un par de cucharas sirvieron para hacer la percusión. Así, a su juicio, conseguía que su “música fuera más pura”. Pero esa sesión, en la que no faltaron los gritos de Kurt y las guitarras distorsionadas, fue tranquila en comparación con aquella otra en la que Fecal Matter se grabó.

“Lo único que se oía era la voz de Kurt Cobain gritando por toda la casa”, declaró la señora Earl. “Era bastante salvaje. Mi marido y yo nos miramos, sonreímos y dijimos: ‘¿Tú crees que deberíamos cerrar la ventana para que no lo oigan los vecinos? ¿Para que no piensen que le estamos pegando o algo?’”.

Escuchar Fecal Matter es como beber de un oasis en medio de la suavidad que se vivía en los 80. Todos los trackstienen los chillones gritos de Cobain, incluso unos más salvajes de los que se escuchan en Nirvana. Hoy los verdaderos fans del grunge señalan a este corto proyecto como una joya, como la génesis de los géneros ruidosos de los 90.

Llegando a este punto hay una encrucijada. Si eran tan buenos, ¿por qué no continuó Fecal Matter? Cuando Kurt se dio cuenta de lo que había logrado, las ansias por un éxito superior volvieron a él y por orgullo, o egoísmo, regresó con Krist Novoselic (bajista de The Melvins) para decirle que comenzaran un nuevo proyecto juntos. Fue el mismo Cobain quien dio vida y mató a una superbanda.

fecal-matter

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nirvana es una de las bandas más representativas de los 90, ahora son como una leyenda que cobija la memoria de Kurt, pero su nacimiento implicó la destrucción de un proyecto que también tenía las posibilidades de brillar, con o sin Novoselic. Aunque se enojen los fans, Nirvana pudo ser el resultado de una muestra excesiva de orgullo por parte de su vocalista, quien siempre tuvo la necesidad de brillar. Hay que escuchar con detenimiento a Fecal Matter y valorar más allá de la popularidad de ‘Smells Like Teen Spirit’ o ‘Heart-Shaped Box’.

Ya sea en Fecal Matter o Nirvana, Cobain hubiera alcanzado el reconocimiento que tanto anhelaba. Lo único a reflexionar es su insaciable necesidad por estar con Krist Novoselic, un excelente músico desde ese entonces. ¿Acaso él no tenía la fuerza necesaria para emprender desde cero un increíble grupo?

 

Comentarios de Facebook