7 figuras del pop y el rock que se atrevieron a escribir musicales en Broadway

Broadway mejor conocido como el paraíso de los musicales y obras de los Estados Unidos donde anualmente millones de personas asisten para disfrutar de las mejores obras interpretadas a manos de los artistas más cotizados y mejor preparados para este tipo de labor. Sin duda alguna, Broadway se ha ganado su fama por traer al público obras sensacionales que todos hemos podido disfrutar o que deseamos en algún momento poder conocer en caso de que seas un amante y fanático de este tipo de cosas. Sin embargo, hay quienes están detrás de la música que acompaña a estas obras, ¿quiénes saber quienes son?

Conquistaron las carteleras musicales y ahora buscan hacerse un nombre en Broadway. Estos músicos dieron un paso inesperado en el mundo musical y se atrevieron a componer la música de obras teatrales.

Algunos fueron exitosos; otros recaudaron gracias a la popularidad del artista y no a la calidad del producto. Indistintamente, siempre hay que aplaudir a quienes se atreven a diversificar su arte y muestran otra cara de sí mismos.

Estos son los músicos quienes hicieron el crossover al teatro musical, donde se les espera con las puertas abiertas. Ojo, excluiremos aquellos musicales jukebox, así que Mamma Mia, Jersey Boys y Rock of Ages están fuera de la lista.

The Last Ship – Sting

Inspirado en su infancia, Sting escribió este musical ambientado en Wallsend, Norte de Inglaterra y habla de los efectos del cierre de un astillero en una comunidad caracterizada por la construcción civil de barcos.

La obra solo duró tres meses en los teatros y el propio Sting actuó en ella, en intento fallido por salvarla. De todas formas, recibió dos nominaciones al Tony Award.

The Capeman – Paul Simon

La mitad de Simon & Garfunkel se alió con el poeta Derek Walcott para escribir este musical basado en la historia real de Salvador Agrón, convicto por asesinado. Aunque la obra recibió reseñas pobres, fue nominada a tres Tony Awards.

Kinky Boots – Cyndi Lauper

Con música y letra de la figura del pop, Kinky Boots está basado en el film del mismo nombre, a su vez inspirada en la historia real de Charlie Price, un heredero de una fábrica de zapatos en problemas.

Para recuperarla, Charlie se alía con Lola, una drag queen y figura de un cabaret para producir una línea de botas de tacón. 13 nominaciones y seis premios Tony ganó la popular obra, convirtiendose en una de las obras mas rentables de los ultimos tiempos, Hoy Cyndi es conocida como la nueva reyna de Broadway.

Spider-Man: Turn Off the Dark – Bono & The Edge

Éste musical se hizo muy famoso, pero por las razones equivocadas. Hablamos de Spiderman, así que eran necesarias muchas acrobacias difíciles que causaron varios cambios en el guión. De hecho, la noche del opening, la obra fue interrumpida varias veces. Al estar ligado al nombre de los de U2, la noticia corrió como pólvora.

El show está basado en el film de 2002, donde se cuenta el origen del personaje, su romance con Mary Jane y su batalla con el Duende Verde.

Taboo – Boy George

Otra bomba para el teatro. Boy George escribió la letra y se unió con otros tres músicos para poner melodía a este show vagamente inspirado en la vida previa a la fama del cantante.

Billy Elliot, Aida y Lestat – Elton John

Elton John sí que tiene experiencia en Broadway. Empezó con The Lion King, aunque las canciones ya se habían escrito para el animado de Disney. El éxito del musical lo inspiraron a escribir Aida, una adaptación de la ópera clásica de Verdi. Por esta obra, el cantante se llevó un Tony y un Grammy.

Lestat fue su segunda obra, basada en The Vampire Chronicles de Anne Rice y la que menos éxito tuvo, saliendo de los teatros a dos meses de su opening.

Pero Elton regresó más fuerte que nunca con Billy Elliot, una adaptación del filme del año 2000. La obra se llevó el Tony a Mejor Musical y estuvo en los teatros por nueve años.

Memphis – David Bryan

El tecladista de Bon Jovi sorprendió a todos con este musical que coescribió con la estrella de Broadway, Joe DiPietro. Basado en la vida de Huey, el DJ de Memphis recordado por ser el primero en poner al aire canciones de artistas afroamericanos en los años cincuenta.

Bryan volvió a colaborar con DiPietro en la adaptación musical de The Toxic Avenger, un filme de culto. La popularidad no fue igual que con Memphis, pero no le fue nada mal.

Comentarios de Facebook