La enigmática historia detrás de la canción más espiritual de John Lennon

The Beatles no es considerada una de las mejores bandas de la historia sólo por ser pioneros en la experimentación musical y por ser responsables en parte de la evolución de los géneros musicales, sino porque también con sus letras demostraron que lo pop podía tener elementos poéticos y contar una historia concisa dentro de una canción, pero no siempre fue así. En febrero de 1963 lanzaron su álbum debut “Please Please Me” que, aunque tenía la clásica estructura popular de aquel entonces, la implementación de las armonías en la melodía los definieron como la nueva banda del momento y así comenzó oficialmente la aventura que cambiaría el mundo.

Con sus primeros álbumes lograron causar la “Beatlemanía”, que explotó en todo el mundo, pero visto en perspectiva, fue un periodo relativamente corto. Apenas tres años después de su debut, ya estaban produciendo “Rubber Soul” que, gracias a la influencia de Bob Dylan y The Beach Boys, llamó la atención de la crítica, quienes comenzaron a pensar que después de todo esos cuatro jóvenes de Liverpool tenían algo de genio detrás de la imagen popular. Ese año marcó el inicio de la evolución experimental de la banda.

El problema de muchas bandas o letristas en específico, es que después de escribir de algo en específico, en algún punto se encuentran con el “bloqueo del escritor”. McCartney y Lennon superaron esa problemática por medio de la observación y la introversión. Mientras “Rubber Soul” era una desviación alterna de sus temas usuales, “Sgt. Pepper” se inclinó al autoanálisis y breve revisión del entorno y “The White Album” tomó en definitiva todo lo que pudieran observar.

The Beatles hablaron de política en ‘Revolution’, de aventuras psicodélicas en ‘Being of the Benefit of Mr. Kite’, de espiritualidad en “Tomorrow Never Knows”, de su decepción del gurú Maharishi Mahesh Yogi en “Sexy Sadie”, y así continuaron durante un corto periodo de tiempo en el que tomaron todo a su alrededor para crear una cantidad increíble de canciones representativas. Incluso después de terminar, aunque no con la intensidad de su juventud, continuaron escribiendo grandes temas. McCartney se centró en historias no tan experimentales yLennon en la política y el deseo por la paz, pero aún inspirándose en todo lo que absorbían en su vida cotidiana.

Uno de los temas más reconocidos de la carrera de Lennon como solitario llegó 10 años después del “Please Please Me, con “Mind Games”, canción de donde se desprende la conocida –y explotada– frase: “Hagan el amor, no la guerra”. Es considerada la más espiritual de todo su catálogo, pero no muchos conocen la verdadera inspiración de la canción. Primero, debemos revisar la letra y traducción.

We’re playing those mind games together
Pushing the barriers planting seeds
Playing the mind guerrilla
Chanting the Mantra peace on earth
We all been playing those mind games forever
Some kinda druid dudes lifting the veil
Doing the mind guerrilla
Some call it magic the search for the grailLove is the answer and you know that for sure
Love is a flower you got to let it growSo keep on playing those mind games together
Faith in the future out of the now
You just can’t beat on those mind guerrillas
Absolute elsewhere in the stones of your mind
Yeah we’re playing those mind games forever
Projecting our images in space and in timeYes is the answer and you know that for sure
Yes is surrender you got to let it goSo keep on playing those mind games together
Doing the ritual dance in the sun
Millions of mind guerrillas
Putting their soul power to the karmic wheel
Keep on playing those mind games forever
Raising the spirit of peace and love
(I want you to make love, not war
I know you’ve heard it before)
Estamos jugando esos juegos mentales juntos
Empujando las barreras, plantando semillas
Jugando a la guerrilla mental
cantando el Mantra, paz en la Tierra.
Hemos estado jugando esos juegos mentales
por siempre
Algún tipo de hombres alzando el velo
haciendo la guerrilla mental.
Algunos lo llaman magia, la búsqueda del grial.El amor es la respuesta y tienes la certeza.
El amor es una flor, tienes que dejarla crecer.Así que sigan jugando esos juegos mentales juntos
Fe en el futuro afuera por el presente
No puedes ganarle a esas guerrillas mentales
Otro lugar absoluto en las piedras de tu mente.
Sí, hemos estado jugando esos juegos mentales
por siempre.
Proyectando nuestras imágenes en espacio y tiempo.Sí es la respuesta y tienes la certeza.
Sí es rendirse, tienes que dejarlo ir.Así que sigan jugando esos juegos mentales juntos.
Haciendo el ritual, baile en el sol.
Millones de guerrillas mentales
Poniendo el poder de su alma en la rueda kármica.
Sigan jugando esos juegos mentales siempre.
Alzando el espíritu de paz y amor.
(Quiero que hagan el amor, no la guerra.
Sé que lo han escuchado antes)

 

Como gran parte de las canciones de Lennon, ‘Mind Games’ parece ser una canción más en la que aboga por un cambio. Las “guerrillas mentales” que menciona se refiere al cambio individual psicológico de las personas que, si llegan a juntarse, pueden hacer la revolución de la que tanto hablaba Lennon. El término “Mind Games” podría hacer alusión a esa transformación mental que sufrió la gente en los 60 y 70. Sabemos que suena a un concepto básico que pudo salir fácilmente de la cabeza del escritor, pero no fue así; Lennon se inspiró en el trabajo de dos autores.

Curiosamente, ‘Mind Games’ iba a ser una canción de The Beatles que se titularía ‘Make Love, Not War”, pero Lennon no la terminó. Por otra parte, la melodía que se escucha en la canción terminada antes era llamada “I Promise”, pero no fue sino hasta después de leer el libro “Mind Games: The Guide to Inner Space” que el cantante terminó de escribirla y producirla.

mind-games-john-lennon1

Los autores del libro, Jean Houston y Robert Masters, quienes son esposos, estuvieron involucrados en el “Human Potential Movement”, que era un movimiento de la contracultura en los 60 que giraba alrededor del concepto de cultivar y sacar el potencial que según ellos existe dentro de todas las personas. Bajo ese pensamiento, creían que los humanos pueden experimentar una calidad de vida absolutamente excepcional, llena de felicidad, creatividad y satisfacción. De hecho, Aldous Huxley participó brevemente en este movimiento.

El libro de dichos autores incluye una serie de ejercicios mentales que están diseñados para adentrarse en los cuatro niveles de la psique: el sensorial, el psicológico, el mítico y el espiritual. Esto causó una impresión grande en Lennon, porque desde años anteriores pensaba que las personas tenían un potencial al que se podía llegar si tan solo la mente se propusiera a hacerlo. Al encontrar un método válido, terminó de definir por completo sus canciones, por lo que “Mind Games” se refiere literalmente a los juegos mentales que se establecían en el libro.

mind-games-beatles1

El libro aborda temas como la solución de problemas, fortaleza de equipo, concentración amplia, productividad, creatividad y un otros más relacionados a esos ámbitos mentales. En una reedición del título, Masters escribió en su prefacio que se encontró con Lennon en un restaurante y el cantante le dijo: “Soy uno de tus fans. Tú escribiste Mind Games”.

Bob Dylan escribía sobre lo que leía en los periódicos, lo que pasaba de la sociedad y después de su imaginación; Lou Reed sobre la contracultura, el amor enfermizo y la decadencia; The Beatles pudieron no tocar ciertos temas, pero abarcaron algunos que no se nos hubieran ocurrido basándose en su propio entorno. Aunque las personas aman su música, parecen olvidar que la letra era en gran parte responsable por el éxito del cuarteto y de cada uno por separado. Nadie más pudo escribir sobre un “jardín del pulpo”, sobre “campos de fresas” y de “Lucy en el cielo” de forma tan majestuosa que ahora, más de 50 años después, continuamos hablando sobre ellos.


Comentarios de Facebook